Saltar al contenido

Cardo Mariano

febrero 5, 2022
Cardo mariano

El cardo mariano es una planta silvestre que crece en campos abiertos, en la orilla de los caminos, algunos acostumbran a cultivarlo como planta ornamental y también por las propiedades medicinales de sus frutos.

Ha sido usado desde épocas muy antiguas y es famosa en varios países por su uso como remedio natural para aliviar numerosas dolencias.

A continuación, conocerás a esta excepcional planta, te asombrarás de sus propiedades y diversidad de usos beneficiosos para nuestra salud.  

¿Qué es el cardo mariano?

El cardo mariano es una planta originaria de países mediterráneos y asiáticos, pero por sus propiedades medicinales se ha extendido a otras partes del mundo.

De esta forma se puede encontrar en países europeos como Australia, Hungría y Rusia, pero también en otros de América Latina, tales como Venezuela, Argentina y Ecuador.

El nombre mariano evoca a la Virgen María, según cuenta la leyenda, cuando era perseguida con su hijo Jesús por los hombres de Herodes, se escondió en un bosque de cardos.

Amamantando a su hijo se derramó sobre ellas unas gotas de leche de su pecho que crearon las manchas que hoy se observan en las hojas de esta planta.

De esta forma adquieren la característica de venas blancas y se dice que a partir de ese momento la planta quedó eternamente bendecida.

¿Cómo reconocer al cardo mariano?

Como reconocer el cardo mariano

Esta planta tiene características botánicas propias que permiten identificarla con facilidad, su tallo tiene porte erecto, de pocas ramificaciones y con inflorescencias que pueden aparecer agrupadas o solitarias.

Alcanza hasta 2 metros de altura como promedio, de hojas grandes, con moteados blancos, brillosas y con espinas en sus bordes de color amarillo.

Florece de abril hasta agosto, sus flores son moradas de forma tubular y sus frutos son secos e indehiscentes, por estas características es llamado aquenio por los botánicos y son de coloración parda oscura.

Su ciclo de vida es de dos años, al cabo de este tiempo comienza a secarse hasta que muere.

Si deseas cultivarlo puedes hacerlo sembrando sus semillas, pero de forma natural estas son dispersadas por los animales y la lluvia.

MIRA ESTO:  Romero

¿Cuál es su clasificación botánica?

El cardo mariano fue descrito por el científico Carlos Linneo y su nombre científico es Silybum marianum (L.).

Esta especie pertenece a la familia de las Asteraceae, la cual agrupa plantas que por lo general tienen aspecto herbáceo y sus flores forman inflorescencias, algunos géneros son arbustos o árboles.

Son diversas las especies conocidas que forman parte de esta familia y que podemos encontrar comúnmente en huertas y jardines, por ejemplo la caléndula, el girasol, la lechuga, el diente de león, la artemisa, el cardo mariano, la dalia y muchas otras.

Las especies de la familia son muy apreciadas por sus usos terapéuticos, alimenticios y ornamentales, gozando de popularidad en la población.

¿Con cuáles nombres puedo encontrar el cardo mariano?

Desde el punto de vista semántico existen un sinnúmero de sinónimos para nombrar al cardo mariano.

Se destacan los siguientes nombres: lechoso, cardo santo, cardo de María, cardo asnal, cardo de nuestra Señora, cardo blanco, alcachofa de burro, abrepuño, cardeña, alcarcil borriquero, agaloya, arzolla, cardencha, argolla, cardo alpistero, cardo borde, cardito borrico, cardencha, cardo pelotero, cardo pinto, cártamo mariano, cárcamo, penca, molinillo, pescaico, silybo, mariana, bedegar, lechero y muchos otros de acuerdo al país en que se encuentre.

¿Para qué sirve el cardo mariano?

El cardo mariano es recomendado por sus numerosos usos, pero sin dudas su empleo en afecciones hepáticas es el más conocido.

Se dice que las personas que padecen de cirrosis, hepatitis C, hígado graso o presenten otros problemas hepáticos lo pueden consumir para calmar las molestias que se presentan, ya que actúa limpiando el hígado y disminuyendo las toxinas que este produce.

En el caso de las personas con diabetes tipo 2 puede ayudar a reducir el exceso de glucosa en la sangre, pero además sirve para la indigestión porque contribuye a aliviar el empacho y las molestias estomacales combinado con otros medicamentos.

Es reconocido también por su acción ante inflamaciones de las vías respiratorias y las alergias, así como casos de envenenamiento.

Algunos expertos en temas estéticos plantean que es beneficioso para la piel por sus propiedades antioxidantes, ayudando a su regeneración, a su protección y a mantenerla suave.

También puede ser usada si tiene interés en bajar de peso.

Si usted padece de prostatitis o tiene algún microbio que le esté causando cistitis, puede acudir al cardo mariano para mejorar los síntomas de estos padecimientos.

Es perfecta para calmar la sofocación, los dolores de cabeza y otros malestares de la menopausia, pero si sufres de dolores menstruales y sientes molestias durante los días del período, el cardo mariano te ayudará a sentirte mejor.

MIRA ESTO:  Tomillo

Por su propiedad estimulante de la circulación venosa se emplea en tratamientos para las hemorroides, las varices y otros problemas circulatorios.

Es astringente, por eso se recomienda usarlo para curar heridas, quemaduras, llagas y también se conocen sus efectos ante la aparición de fiebre, ictericia, hidropesía y la hipotensión.

¿Qué propiedades tiene el cardo mariano?

Sus componentes químicos la convierten en una hierba fascinante, contiene taninos, histaminas, bataínas, mucílagos, ácidos grasos insaturados, vitaminas, entre otros, pero sin duda el compuesto más importante es la silymarina.

La silymarina es la responsable de las propiedades que se le atribuyen a la planta, se extrae de las semillas, está compuesta por dos flavolignanos, la silicristina y la silibina.

Sus propiedades son:

  • Antioxidante.
  • Antialérgica.
  • Antiinflamatoria.
  • Acción hipoglucémica.
  • Regenerativa de los tejidos hepáticos.
  • Digestiva.
  • Ayuda a prevenir problemas respiratorios.
  • Reduce la resaca.
  • Mejora el funcionamiento de la vesícula biliar.
  • Depurativa.
  • Antihemorrágica.
  • Antidepresiva.
  • Antifebril.

¿Cuáles son sus formas de uso?

Formas de uso del cardo mariano

Las hojas, las semillas y los frutos del cardo mariano son usados por sus beneficios ante diversas afecciones.

Se consume en infusiones utilizando partes de la planta y las semillas, pero también se comercializan en forma de formulaciones farmacéuticas, tales como extracto fluido, gotas, comprimidos y cápsulas.

También suele usarse en Europa por vía intravenosa para contrarrestar las intoxicaciones por la toxina del hongo Amanita phalloides.  

¿Cuánto tiempo se puede tomar el cardo mariano?

Si te has decido a tomar el cardo mariano prepara una infusión, pero será muy efectiva si tomas un vaso dos veces al día, uno en ayunas y otro antes de la comida. Este tratamiento lo debes repetir tres semanas seguidas, así lograrás mejores efectos.

Si lo tomas por la vía oral, se recomienda ingerir una cápsula tres veces al día luego de cada comida, durante un período de 4 a 6 semanas,

Sin embargo, es aconsejable consultar a un médico para que le indique el tratamiento adecuado.

¿Quién no puede tomar el cardo mariano?

Esta planta tiene muchas propiedades medicinales, sin embargo está contraindicada en algunas personas.

No tomes cardo mariano si:

  • Estás embarazada o lactando, ya que pudieran tener efectos negativos en el feto o en su bebé.
  • Padeces de cirrosis, hepatitis o muerte celular en el hígado y consume medicamentos para estas afecciones, ya que puede exacerbar sus problemas de salud.
  • Eres diabético y tienes tratamiento para la enfermedad, no debe ingerir preparaciones de la planta sin consultar a su médico, pues puede interferir en los efectos de los medicamentos.
  • Padeces de obstrucción en las vías biliares.
  • Eres hipertenso, ya que puede elevar aún más los niveles de tensión arterial.
  • Tomas antidepresivos, puede inhibir el mecanismo de acción de la medicación.
  • Padeces de fibromas uterinos, cáncer de útero, cáncer mamá, cáncer de ovario o endometriosis.
MIRA ESTO:  Árnica

¿Qué pasa si tomo mucho cardo mariano?

Si bien el cardo mariano tiene muchos beneficios para el organismo, si se consume en exceso puede traer consigo efectos negativos para la salud.

Tomar demasiado cardo mariano puede provocar diarreas, náuseas, vómitos, estreñimiento y distensión abdominal.

Puede acusar además otros efectos como dolor de cabeza, picazón, dermatitis y en ocasiones causa alergias.

¿Cómo preparar el cardo mariano para el hígado graso?

Si padeces de hígado graso y decidiste usar el cardo mariano te recomendamos una infusión a partir de las hojas y las flores de la planta, al consumirlo el hígado podrá regenerar sus funciones sin dificultad.

Prepárala de la siguiente manera:

  • Ponga a hervir aproximadamente una taza y media de agua.
  • Vierta el agua hervida en un recipiente y añádale una cucharada de hojas y flores.
  • Tape el recipiente y deje reposar por 10 minutos.
  • Pase el líquido por un colador y bébalo.

Otra forma de preparar la infusión de cardo mariano es a partir de sus semillas:

  • Agrega en una batidora de 3 a 5 gramos de semillas de la planta o ponlas en un mortero para triturarlas.    
  • Ponga a calentar agua en una cacerola, cuando esté en ebullición retírela del fuego.
  • Añada las semillas al agua y coloque el recipiente nuevamente en el fuego con la llama baja.
  • Remueva con una cuchara y pasado 3 o 4 minutos apague el fuego.
  • Deje reposar por 5 minutos y luego cuele el líquido para dejarlo libre de las semillas.
  • Si lo desea puede añadir una cucharada de azúcar.
  • Si te sobra cocimiento, te aconsejamos guardarlo en refrigeración por una noche para que no pierda sus propiedades.
Últimas entradas de Anieska Bazán Delgado (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.